Boletín 235. Feliz Navidad

El día de Navidad o Natividad es el 25 de diciembre, cuando se conmemora el Nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico. Como los evangelios no mencionan fechas, no es seguro que Jesús naciera ese día. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Navidad.
La fiesta pagana más estrechamente asociada con la Navidad era el Saturnal romano, el 19 de diciembre, en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones y banquetes. En la Edad Media, la Iglesia añadió el nacimiento y los villancicos a sus costumbres.
En México, los Aztecas celebraban cada año, el 21 de Diciembre, en el primer día del decimoquinto mes del calendario náhuatl, el nacimiento del dios Huitzilopochtli, el Niño Sol. Las posadas comenzaron en 1587, en el pueblo de San Agustín Acolmán, a 40 kilómetros de Teotihuacán, cuando Fray Diego de Soria obtuvo un permiso otorgado por el entonces Papa Sixto V, y se celebran del 16 al 24 de Diciembre, simbolizando el peregrinar de José y María, su esposa embarazada, entre Nazaret y Belén para el censo proclamado por el César en esa época, y su dificultad para conseguir un lugar donde pasar la noche. Esta tradición se ha extendido a otros países de América Latina. Las posadas actualmente incluyen a un grupo de caminantes con velas, que van de casa en casa pidiendo ser recibidos, y una vez que llegan a la posada que los acepta, allí les espera una piñata que han de romper a golpes de un palo o bastón y con los ojos vendados. La piñata representa el pecado, por eso es colorida, alegre y bonita, como la representación atractiva del pecado. El acto de pegarle con el palo representa la fuerza que Dios da al hombre para acabar con el pecado. La persona que pega a la piñata lleva los ojos tapados, como representación de nuestro caminar a ciegas en el mundo. Al momento de romper la piñata caen dulces, como representación de los premios que nos da Dios por vencer al pecado.
La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad, originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América. La costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX. Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

La familiar imagen de Santa Claus, con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes, es una tradición iniciada por protestantes holandeses en Nueva York, quienes transformaron la historia de San Nicolás de Bari, un santo católico nacido en Turquía hace más de 1700 años, que tenía fama de ayudar a los pobres y repartir regalos a los niños. Su santo se celebra el 6 de Diciembre. Debido a que en alemán su nombre es “Sankt Nikolaus”, lo empezaron a llamar Santa Claus.

Actualmente, la Navidad es tiempo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones, comidas y cenas familiares. También se acostumbra asistir a la Misa del gallo y celebrar con cohetes y fuegos artificiales. Como podemos ver la Navidad, o nacimiento de Jesucristo ha sido enriquecida por múltiples culturas y modificada por el tiempo y el lugar donde se celebra. Sin embargo no debemos olvidar que el principal significado de la Navidad, es el Re-nacimiento de Jesús en cada uno de nosotros y la oportunidad del cambio y la mejora que esta época nos dá.
¡ FELIZ NAVIDAD ! Que Dios los bendiga con Salud y les dé la oportunidad de compartir con la familia y amigos estos momentos de dicha y felicidad.

Written by