Boletin # 12 Dolor de Cintura: Espalda Baja

BOLETIN 12: DOLOR DE CINTURA (ESPALDA BAJA)

El dolor de espalda baja es muy común, y junto con el desgaste de las Articulaciones (Osteoartritis) son las dos causas más comunes de incapacidad y ausentismo laboral. Casi todos hemos sufrido algún día de dolor de espalda baja.

Las Causas de dolor pueden ser múltiples. Las más comunes están relacionadas con EXCESO DE PESO, exceso de actividad o la edad de la persona afectada.

El dolor se puede originar en:

Los músculos y ligamentos cuando estos se irritan por exceso de actividad o carga. Al levantar un objeto pesado o al participar en actividades deportivas no acostumbradas.

Los discos intervertebrales, cuando estos se desgastan o cuando presentan una hernia (protrusión del disco que comprime los Nervios cercanos).

Las articulaciones que unen a las vértebras, cuando estas se desgastan por el uso normal, por la edad, o por exceso de carga (como en la Obesidad), se produce fricción anormal entre las vértebras, y dolor. Con el paso de los años, se forma una especie de cicatriz o callo entre los huesos que comprime a los nervios cercanos (Canal Estrecho) lo cual se manifiesta con dolor, piernas cansadas, falta de fuerza o adormecimiento. En otros casos el desgaste articular puede permitir que una vérebra se deslize sobre otra (Espondilolitesis) lo cual produce también compresión de los nervios cercanos. Otras causas menos comunes pero mas serias, pueden ser Infecciones o Tumores de la columna.

Los síntomas pueden variar, pero el principal es DOLOR en la parte baja de la espalda, generalmente a la altura del cinto por la cara posterior. Cuando el dolor se corre hacia (o inicia en) la cara posterior del glúteo (nalga) o muslo, y puede llegar hasta la pierna o incluso el pie, se le conoce con el nombre de Ciática y generalmente implica una compresión a los nervios de la parte baja de la columna, casi siempre por una Hernia de Disco. El Dolor clásico es como de un calambre, ardor, sensación de que te clavaron algo, y generalmente aumenta al agacharse, levantar algún objeto pesado, o realizar cualquier actividad física, toser, etc.

Generalmente el dolor es intermitente, tiene días o períodos en el cual es más intenso y luego disminuye, y responde al uso de medicamentos para el dolor o anti-inflamatorios comunes. Si el dolor persiste, es muy intenso, se acompaña de debilidad o falta de sensibilidad en las piernas, fiebre o pérdida de peso: Acuda de inmediato con su Médico Ortopedista.

PREVENCION:

- Ejercicio.

- Buena técnica para levantar objetos. Mantenga su espalda recta y flexione las rodillas.

- Control de Sobrepeso.

- No Fumar. El cigarro, le ¨roba oxígeno¨a los tejidos.

- Buena Postura.

EL TRATAMIENTO se puede dividir en 3 Categorías:

Medidas Generales:

- Aunque antiguamente se recomendaba reposo por períodos prolongados, ahora sabemos que esto lleva a atrofia muscular, depresión, ansiedad, etc. Por lo que se recomienda solo evitar las actividades que produzcan dolor. Muchos pacientes refieren sentirse mejor realizando ejercicio o actividad física. Dejar de fumar, Control de peso, Cama firme, Calor local o aplicar calor y frío en forma alternada son también de utilidad.

Tratamiento Médico (No Quirúrgico):  Uso de Medicamentos.

- Analgésicos y Anti-inflamatorios disminuyen la inflamación y el dolor.

- Narcóticos (Medicamentos potentes para el dolor) como la Morfina o Codeína

- En algunos casos seleccionados el Doctor puede recomendar el uso de Esteroides (Cortisona), ya sea tomada o inyectada.

Debido a que el dolor puede ser incapacitante, la combinación de medicamentos con otros métodos como Fisioterapia (Rehabilitación), uso de Fajas o Corsetts, Manipulación o tracción, Yoga o Pilates pueden ser de utilidad para aumentar la movilidad y flexibilidad de la columna y disminuir el dolor

Manejo Quirúrgico:

La Cirugía sólo debe considerarse cuando los métodos ya mencionados no han funcionado. O en los casos en que se presenta disminución de la fuerza y-o sensibilidad en las piernas. Se recomienda tratamiento no quirúrgico por 6-12 meses antes de considerar la cirugía.

Dentro de las opciones quirúrgicas se encuentran:

Resección (quitar por medio de cirugía) del tejido que comprime a los nervios, ya sean fragmentos de disco o de hueso. Fusión de columna, Reemplazo (Prótesis) de Disco, Bloqueos o Inyección de Medicamentos directamente en el sitio del dolor.

En los últimos años se han diseñado una serie de Técnicas de mínima invasión o Microcirugía, las cuales tienen la ventaja de ser realizadas a través de pequeñas incisiones, lo cual a su vez permite una más rápida recuperación del paciente.  Algunas de ellas sin embargo aún se encuentran en fases tempranas de desarrollo, y su aplicación debe ser valorada en cada caso en particular.

Otros métodos, como la aplicación de substancias, tales como Ozono, Concentrados Plaquetarios o de Células madre, no tienen aún un sustento científico y se deben considerar como experimentales hasta el momento.

Adaptado de la Academia Americana de Ortopedia

Para mayor información de este tema y otros relacionados, visite la página www.draurelio.com.mx

 

Written by