Boletin 317. Periostitis

Una de las lesiones más comunes en Corredores, sobretodo los que se inician.
Problema relacionado al ejercicio, se caracteriza por dolor en la cara anterior de la pierna, en la “espinilla” y puede acompañarse de inflamación en el área dolorosa, el dolor generalmente afecta un área larga de 10-15 cms. También se le conoce como Shin Splints o Síndrome de Stress Tibial Medial.
Es común en Corredores, sobretodo cuando aumentan o cambian sus rutinas de entrenamiento, también afecta a los que empiezan a correr. Se considera un problema de sobreuso. Aparece después de que se incrementa el tiempo, la distancia o la velocidad de la corrida. En otros casos el cambiar de terreno plano a terreno con subidas y bajadas o terreno irregular como en las carreras de campo traviesa o al correr en calles o pistas con desnivel o peralte. También se presenta en bailarinas, futbolistas y en quienes inician regímenes de ejercicio intenso como los que ingresan al servicio militar, etc.
El dolor se debe a sobreuso o sobrecarga de trabajo a los músculos, tendones y al hueso de la pierna, así como a la capa de tejido que cubre a los huesos llamado Periostio, de ahí el término de Periostitis. El dolor se presenta al hacer ejercicio, e incluso al estar en reposo. Aumenta al hacer presión local en el área.
Otros factores que se han asociado a este problema son el tener Pie Plano o lo Contrario, demasiado Arco. Utilizar calzado inapropiado, Tenis de mala calidad, o ya muy usados. Se recomienda cambiar los tenis de correr cada 500 a 800 kms.
Existen algunas otras patologías que se presentan con síntomas parecidos, como las:
Fracturas por Stress: Estas fracturas son producidas también por sobreuso. El dolor es similar, pero muy bien localizado a un punto, a diferencia del dolor de la Periostitis que es un área mayor.
Síndrome de Compartimento relacionado al Ejercicio: En esta el dolor se presenta al hacer ejercicio, y afecta generalmente a los músculos de la pierna, la pantorrilla y es debido a un aumento de la presión dentro de los músculos que bloquea la circulación de la sangre. El dolor se resuelve casi inmediatamente después de detener el ejercicio.
En la mayoría de los casos el diagnóstico se establece con una Historia Clínica y el Exámen Físico. Ocasionalmente Radiografías, Resonancia Magnética y otros estudios nos ayudan a establecer el diagnóstico en casos no muy claros, persistentes o rebeldes al tratamiento.
TRATAMIENTO:
La base del tratamiento es EVITAR EL EJERCICIO QUE ESTA PRODUCIENDO EL DOLOR.
En la mayoría de los casos se puede realizar ejercicios sin impacto como: Ciclismo, Natación, Elíptica, para no perder la condición física.
Anti-inflamatorios como Ibuprofen (Advil, Motrin), Naproxeno (Naxen, Aleve), etc.
Hielo, frotado por períodos de 15-20 minutos, 2-3 veces al día.
Medias o Vendajes de Compresión, Ejercicios de Estiramiento son de ayuda.
Utilizar calzado apropiado para correr. En algunos casos plantillas o soportes para el Arco pueden ser de utilidad.
PREVENCION:
La mejor manera de evitar este problema es aumentar progresivamente la carga de trabajo. Una recomendación general, es no aumentar más de 10% por semana.
Utilizar calzado apropiado, algunas personas tienen Pie plano o poco arco requieren Tenis Anti-pronadores. Las personas que tienen mucho Arco, requieren Tenis con mayor protección o colchón (Cushion).
Otra estrategia es realizar diversos tipos de ejercicio (Cross-Training). Ejemplo, Correr, Nadar, Ciclismo, Yoga, etc.
En la mayoría de los casos, después de un período de reposo de 2-3 meses, se puede regresar progresivamente a la actividad que produjo el dolor. En caso de que este persista a pesar de todas

Written by