Boletín 320. Bacteriuria Asintomática

La orina como sabemos es producida por los riñones y sirve para sacar de nuestro organismo líquidos y substancias de desecho o tóxicas que no necesitamos. Normalmente es estéril, esto es: No tiene bacterias. Y se compone principalmente de Agua y Sales/Electrolitos como Sodio, Potasio, Cloro, etc.
Bacteriuria se refiere a la presencia de un número significativo de bacterias en la orina. Esto generalmente implica una infección del Sistema Urinario, que incluye: 1) Los Riñones, 2) Los Ureteros (conductos que llevan la orina de los riñones a la Vejiga), 3) La Vejiga que es una bolsa donde se almacena la orina y 4) la Uretra, el conducto que permite la salida de la orina de la Vejiga al exterior. Esto se discutió previamente en el Boletín 270.
El término Bacteriuria asintomática se refiere a la presencia de bacterias en la orina, pero sin presentar síntomas. Esto ocurre en un porcentaje bajo de personas, y generalmente no requiere de tratamiento médico, ni de estudios para evaluarlo. Sin embargo existen algunas excepciones, las dos principales son el Embarazo y las personas que serán sometidas a un procedimiento quirúrgico de las vías urinarias o de la Próstata.
La Bacteriuria asintomática es más común en mujeres de edad avanzada, en personas diabéticas, en personas a las cuales se les ha colocado una sonda urinaria, y en embarazadas.
Como su nombre lo indica estas personas no tienen síntomas. Solo como referencia les recuerdo que los síntomas comunes de una infección urinaria son: Ardor o dolor al orinar, orinar frecuentemente, quedarse con la sensación de no haber orinado por completo, orina turbia y con mal olor, puede haber fiebre, sensación de cansancio o malestar general, etc. De hecho una de las causas comunes de Fiebre en personas que no tienen otros síntomas (A esto se le conoce como Fiebre de origen a determinar, y será tema de un próximo Boletín) son las infecciones urinarias.
Para poder realizar el DIAGNOSTICO de la Bacteriuria Asintomática, se requiere:
1) Un Cultivo de orina que demuestra la presencia de Bacterias. Este se debe de realizar en forma estéril, para asegurarnos que las Bacterias realmente vienen en la orina y no vienen de contaminación de la muestra.
2) Que el paciente no tenga síntomas.
La Sociedad Americana de Urología generalmente no recomienda el realizar estudios de orina para determinar si existen o no Bacterias en la misma. A excepción de cómo mencionamos previamente, cuando se trata de:
A) Mujeres Embarazadas. En este caso es importante detectar este problema, ya que las infecciones de las vías urinarias, pueden provocar Trabajo de Parto prematuro, e incluso abortos.
B) Personas a las que se les realizará alguna cirugía en las vías urinarias o la próstata, ya que si existen bacterias en las vías urinarias, el riesgo de infección es muy grande.
En ambos casos si se detecta la presencia de Bacterias en la Orina, se recomienda el uso de Antibióticos para combatir la infección, aunque no presenten síntomas.
Otras circunstancias en las que pudiera ser apropiado realizar exámenes de orina para detectar estas infecciones “silenciosas” es en: Pacientes que tienen una lesión medular (pacientes que no tienen sensibilidad ni fuerza en las piernas por una lesión en la médula espinal), pacientes con Espina Bífida, Pacientes inmunosuprimidos (VIH/SIDA, Pacientes con Cáncer, Quimioterapia, Pacientes en tratamiento con Inmunosupresores o Esteroides-Cortisona, Pacientes con catéteres urinarios en forma prolongada) y Pacientes con Trasplante de Riñón. En todos estos casos se debe considerar, en forma individual, con su médico Urólogo/Ginecólogo la necesidad o no de tratamiento con Antibióticos.
Sin embargo en la Gran Mayoría de pacientes con Bacteriuria Asintomática NO SE RECOMIENDA EL USO DE ANTIBIOTICOS, ya que estos tienen más efectos adversos sobre la salud, que la propia Bacteriuria Asintomática. En los casos en los que existen datos clínicos de infección se debe de dar tratamiento con Antibióticos, tanto para controlar los síntomas, como para evitar el posible daño a la función de los riñones producida por la infección. Ver Boletín

Written by